Tomar consciencia de la importancia del cambio de aceite derivará en la conservación del motor de tu coche.

Todo vehículo requiere de un buen mantenimiento, el cual incluye estar al pendiente del aceite del motor para que funcione a la perfección, ya que ayuda a mantener las partes móviles lubricadas y protegidas de la corrosión.

Hace tiempo, cada fabricante recomendaba cambiar el aceite cada 5,000 Km, ya que si no se hacía, se empezaba a formar lodo en el motor, lo que mermaba el desempeño del mismo y las partes móviles se podrían dañar.

 

Hoy en día ya no es así, gracias a los modernos aceites que contienen aditivos que los han mejorado en cuanto a

viscosidad; y en general, son fabricados bajo altos estándares de ingeniería, por lo que algunos se cambian cada 10,000 Km o más.

Como cada fabricante de automóviles es diferente, también lo es su recomendación sobre el tiempo que debe de transcurrir para efectuar el cambio de aceite en sus unidades.

Revisa en el manual del usuario que trae tu vehículo, el tiempo establecido para efectuar el cambio de aceite, que dependerá de las características particulares del motor, así como del tipo de automóvil.

Para una máxima protección, la mayoría de las compañías petroleras dicen que se debe cambiar el aceite cada tres o seis meses (casi 8,000 km), independientemente de como manejas.

Cuando utilizas un aceite sintético, el tiempo máximo recomendado para cambiarlo es de 2 años, mientras que el periodo se reduce a un año si utilizas un aceite mineral o semisintético.

En el caso de un motor nuevo con poco o ningún desgaste, probablemente puede mantenerse en buen estado con casi 20,000 km sin cambiar el aceite.

Al acumular kilómetros, se inyecta más combustible sin quemar en el cárter, lo cual diluye el aceite. Esto hace que el aceite se dañe. Por lo que si no se cambia con frecuencia, puede ocasionar un desgaste acelerado así como también:

  • Problemas en la máquina

  • Una reducción de rendimiento del motor

  • Disminución en el consumo de gasolina

  • Aumento de las emisiones y consumo de aceite

  • Que los componentes del motor (juntas y pistones) no funcionen bien por falta de lubricación adecuada

  • Que el vehículo no funcione bien

  • No te das cuenta si el motor tiene algún problema (que esté quemando aceite demasiado rápido o que tenga alguna fuga)

Cuando se cambia el aceite, también puedes saber si se fuga el refrigerante del motor y se mezcla con el aceite.

Si efectúas cambios de aceite como parte del mantenimiento preventivo, te sale barato evitar el desgaste del motor y ahorrarás dinero en el largo plazo al mantener tu coche más de tres años en buenas condiciones.

Pero si a pesar de tus cuidados el aceite que le pones a tu coche no es el adecuado, tendrás que cambiarlo con anticipación debido a la alteración en la calidad del aceite.

Recuerda que debido a la cantidad de veces que arrancas en frío, y no tanto por los kilómetros recorridos por tu vehículo, se produce el deterioro del aceite. Esto es, si utilizas varias veces tu coche para recorrer distancias cortas que no llegan a sumar los 5 km arrancando el motor en frío, disminuye la calidad del aceite ocasionando un desgaste mayor, a diferencia de si realizaras un viaje por carretera de 200 kilómetros.

Ten en cuenta que cuando el aceite pierde calidad no da señales en el corto plazo, pero a la larga desgasta el motor y aumenta el consumo de aceite.

Las personas que venden aceite te van a recomendar que lo cambies a los 5,000 kilómetros, porque quieren que les compres uno nuevo, por eso revisa el manual de tu vehículo para que se lo cambies en el tiempo señalado.

Si después de esta breve explicación desconoces como y cuando cambiarlo, pásate por nuestro taller en Dénia y consúltenos sin ningún compromiso.