Mantener limpio el interior de tu coche es tan importante como conservar el exterior bien mantenido. Es bueno tanto para tu salud como para tu tranquilidad mantenerlo limpio. En nuestro taller siempre recomendamos lo mejor para nuestros clientes por eso queremos ayudarte a limpiar las machas de tu coche.

1- Prueba el quitamanchas antes de usarlo. No quieres que el quitamanchas arruine la tapicería, así que asegúrate de probar cualquier quitamanchas primero sobre una mancha discreta antes de usarlo.

2- Realiza un tratamiento previo a las manchas difíciles sobre cuero. Para manchas difíciles sobre tapicería de cuero, realiza un tratamiento previo al cuero con un acondicionador. Luego, aplica sobre la mancha un quitamanchas para cuero y frótelo. Déjalo reposar durante alrededor de 30 segundos y límpialo.

3- Limpia manchas de tinta. Para las manchas de tinta, usa laca para el cabello o alcohol mezclado con agua. Rocía la laca sobre la mancha y sécala con un paño húmedo y limpio para evitar esparcir la tinta o dejar que se corra sobre la tapicería.

4- Limpia manchas grasosas y aceitosas. Para manchas grasosas y aceitosas, como el lápiz labial o la grasa de alimentos, utiliza una fórmula diluida de disolvente de pintura y un paño de algodón. Coloca un poco del disolvente en un vaso y agrega la misma cantidad de agua. Sumerge un paño de algodón en el vaso y frótelo contra la mancha. Espolvorea la mancha con sal o harina de maíz y déjala reposar durante la noche. Aspira esta sección de la tapicería.

  • Asegúrate de probar el disolvente de pintura en tu tapicería para asegurarte de que no manche ni arruine el material.

Visita nuestro taller de confianza en Dénia

 

5- Limpia manchas de café. Si derramas café, dilúyalo con agua fría y sécalo con un papel toalla. Aplica un poco de limpiador de vidrios y déjalo reposar por 5 minutos. Sécalo otra vez con un papel toalla para disipar más la mancha.

  • Siempre seca las manchas. Nunca las refriegues de forma que se adhieran más a la tapicería de tu vehículo.

  • Si la mancha de café aún está visible, frota la tapicería con líquido para lavar platos y enjuágala con agua tibia. Seca el área otra vez con papeles toalla y luego sécala con una secadora para el pelo. Sujeta la secadora por lo menos a varios centímetros de la mancha para que no quemes la tapicería.

Limpia manchas de vómito. Si alguien se marea en tu vehículo y vomita sobre el asiento o el suelo, límpialo lo más rápido posible para evitar que se asiente en la tapicería. Limpia el exceso de vómito y diluye la mancha con agua fría. Lava el área con un jabón suave y agua tibia. Luego, neutraliza la mancha vertiendo una pequeña cantidad de agua carbonatada sobre un paño y frotándolo contra la mancha.

  • Alternativamente, puedes usar una pasta de una mezcla de bicarbonato y agua. El bicarbonato también ayudará a absorber el olor.

Limpia manchas de sangre. La sangre puede ser una mancha difícil de quitar. No uses agua caliente ni jabón, ya que esto asentará la mancha. Remoja un paño en agua fría y frótalo contra la mancha de sangre. Enjuaga el paño en agua fría y frota otra vez hasta que la mancha se disipe.