¿Vas a comprarte un coche usado? Has de tener en cuenta que, al comprar un coche de segunda mano, hay que realizar una prueba y una revisión profunda de varios elementos. Ese, digamos, “protocolo de comprobación” te dará las claves para tomar la decisión última: comprar o no comprar.

Estas comprobaciones antes de comprar un coche de segunda mano puedes realizarlas tú mismo, siempre y cuando tengas las habilidades mecánicas necesarias para hacerlo. Repetimos: siempre y cuando las tengas. Recuerda que siempre es mejor contar con la ayuda de profesionales de la mecánica como los que tenemos en Sánchez i Morelló.

Revisión antes de comprar un coche de segunda mano antes de comprarlo: 3 elementos importantes

Aquí te mostramos algunas de las comprobaciones a realizar, pero hay muchas más. Puedes consultarlas contactando con la oficina de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) o de Consumidores en Acción (FACUA) más cercana.

Frenos

Si el coche dispone de sistema antibloqueo (ABS) y de control de estabilidad (ESP), haz lo siguiente. Al encender el coche, fíjate que el piloto de los frenos se encienda y se apague al instante. Esto es muy significativo. Si ocurre esto, el sistema funciona correctamente.

comprar-un-coche-de-segunda-mano-2

El siguiente paso es avanzar con el coche y frenar. Si se oye un chirrido, significa que hay que cambiar las pastillas de freno.

comprar-un-coche-de-segunda-mano-3

Transmisión del coche

Al conducir el coche, trata de incluir en el trayecto de prueba alguna curva cerrada. Al tomarla, fíjate en si el coche produce un sonido fuerte o vibra más de lo normal. Esto significa que hay que cambiar la transmisión. Lo mismo ocurrirá al acelerar fuerte (siempre con precaución) en alguna recta.

comprar-un-coche-de-segunda-mano

También puedes detectar que está en mal estado la transmisión, si al soltar el embrague en tercera o cuarta el coche tarda en calarse. Lo mismo ocurre si sueltas el embrague lentamente, sin pisar el acelerador. Puede pasar que notes cómo el motor se queda como atascado o pierde potencia. Eso significará que el embrague está para cambiar.

comprar un coche de segunda mano 6

Si detectas que está en mal estado, coméntalo con el vendedor. El kit de transmisión más la correa de distribución es un cambio que no es barato.

Dirección

Al conducir el coche, fíjate en que al girar el volante no hace ningún sonido chirriante al girar el volante. Si chirría, el problema es claro: el líquido de la dirección esté a un nivel bajo.

También un problema puede ser que las giras «rueden duro». Si hay alguna fuga o daño en la correa de dirección, el sistema de dirección puede dar problemas. Esto también se ve si al estar parado el coche, el volante vibra demasiado. Puede estar dañada, necesitar un cambio o, directamente, que no existe tal correa.