¿Tengo el neumático pinchado o desinflado? Esa es la pregunta que nos realizamos todos cuando vemos que una de nuestras ruedas «está floja». Se han dado casos de gente moviendo atrás y adelante un coche, para determinar si es una u otra avería. Incluso, gente que se agacha y pega el oído a la rueda, mientras la toca, con la esperanza de poder oír aire saliendo. Algo que, para el que lo ve desde fuera, es muy gracioso, para qué negarlo.

Hoy, en el blog de Sánchez i Morelló te mostraremos cómo hacerlo con garantías y las acciones que implica la diferencia entre que esté el neumático pinchado o desinflado.

Neumático desinflado

Si está el neumático desinflado, la duración de la banda de rodadura dura menos. Notarás como ha sufrido cierto desgaste, sobretodo si lleva tiempo a menor presión de la recomendada. El llevar el neumático desinflado hace que aumente su desgaste por los bordes externos, los hombros del neumático.

Además, notarás que el neumático está más caliente que el resto.

Por último, aunque esto es más difícil de detectar, llevar el neumático desinflado hace que se gaste más combustible. Esto es porque aumenta la resistencia a la rodadura del mismo.

¿Qué hacer con un neumático desinflado?

Cada neumático tiene una presión óptima diferente. Esta viene indicada en el manual de usuario del vehículo y en una pegatina próxima a la puerta correspondiente al conductor.

Una vez la averiguas, mete aire al neumático desinflado hasta alcanzar la presión óptima.

llenando rueda desinflada

Neumático pinchado

Si, por el contrario, el neumático está pinchado y éste requiere reparación, los síntomas son diferentes. De hecho, aunque veamos el pincho, clavo o elemento que ha perforado o cortado el neumático, el daño puede ser mayor. Para determinarlo, hay que inspeccionar el interior del neumático. En estos casos, precisamente por eso, hay que contar con profesionales.

clavo en la rueda

Un profesional del motor se abstendrá, por ejemplo, de reparar la rueda con un tapón. Es poco fiable y peligroso hacer esto. Pinchazos o cortes de hasta 6 milímetros pueden ser reparados, sin necesidad de cambiar el neumático.

¿Qué hacemos si tenemos un neumático pinchado?

Una solución es la colocación de un parche de goma en el interior de la rueda, rellenando el agujero con caucho. Esto puede hacerse siempre y cuando el pinchazo no sea mayor a los 6 milímetros. Si es mayor o si el neumático está ya muy desgastado, no merece la pena. Hay que proceder al reemplazo del neumático pinchado.

cambiando rueda pinchada